77081 elnoticiero2018 01 17 18h39m20s020.cropped

Centro de Estudios Juridicos presentó a sus can...

77084 elnoticiero2018 01 17 20h09m47s331.cropped

Asamblea aprueba indemnización y pensión para v...

77085 elnoticiero2018 01 17 20h23m01s814.cropped

Magistrado Rodolfo González considera valido re...

77086 1516284715 puerto rico.cropped

Toda una escuela estalla de felicidad en Puerto...

77083 elnoticiero2018 01 17 18h43m18s710.cropped

Diputados rechazan idea de llevar salvadoreños ...

57 banner medio vino el amor.cropped
Esta es la historia de Luciana, una hermosa y rebelde joven que tras haber sido deportada con su padre en una redada varios años atrás, regresa a Sonoma, California, para reencontrarse con su familia en los viñedos de la Bodega de los Ángeles. Por azares del destino, llega justo en el momento en el que el dueño del viñedo, David, está sumergido en una profunda depresión por la muerte de su esposa Lisa, situación que ha aprovechado su ambiciosa suegra Lilian, y el abogado del viñedo Juan, para desviar fondos para su beneficio. Desde que quedó viudo, David, se ha convertido en un hombre amargado, frío, duro y encerrado en sí mismo; con trabajos puede estar al cuidado de sus dos hijos, Fernanda y Bobby, con quienes se ha distanciado por su profunda depresión. Ha sido su nana, Marta, la madre de Luciana, quien les ha dado el amor y protección que tanto necesitan. Cuando regresa Luciana, su relación con David, empieza con el pie izquierdo pues la rebeldía, honestidad y frescura de ella, rompe tajantemente con la soledad que lo embarga. Rápidamente, se empieza a hacer evidente para todos en el viñedo, la inyección de vida que Luciana trae a David. Al darse cuenta de lo importante que Luciana se ha convertido para David, Lilian usa a Fernanda, la hija de David para que le haga ver a su padre que Luciana es una intrusa e interesada, que se quiere quedar en el lugar de su madre. Por su parte, Lilian, la suegra de David, tiene como principal interés convencer a su yerno de que venda el viñedo, para quedarse no sólo con la fortuna que le correspondía a su hija, sino con lo que resulte de la venta. Para ello, planea una alianza con Juan y Graciela para unir fuerzas y conseguir lo que cada uno desea de David: su fortuna, sus tierras y su cariño. Pronto, el carisma y encanto de Luciana, hacen que David abra su corazón y se enamore de ella, haciéndolo más cercano a sus hijos y desistiendo de la idea de vender sus tierras, pues Luciana lo convence de recordar el amor que les tiene. Para colmo, cuando David está empezando a cambiar su forma de ser y vuelve a sonreír, regresa Graciela, la hermana de su difunta esposa, que siempre ha estado enamorada de David y poco a poco se empieza a ganar a sus hijos, Fernanda y Bobby, haciéndole creer a David que ella es la mejor opción para formar una familia. Por su parte, Luciana sentirá que su corazón está dividido entre Miguel y David y sólo al final encontrará con quién de los dos: vino el amor.